Mala Leche de Marihuana

$19.990

Mala Leche de Marihuana

$19.990
6
Solo quedan 6 unidades de este producto
Edad Desde 18 años
Duración 30 minutos
Jugadores De 3 a 15
Idioma Español

Mala Leche de Marihuana es la segunda expansión del controversial juego Mala Leche Original que captura los pensamientos más horribles e inmorales de nuestra enferma sociedad chilena con nuevas cartas.

Ahora nos vamos a los profundos terrenos de la leche de marihuana, una de las mejores maneras de consumir esta droga terapéutica. Muchos nos hemos entretenido y nos hemos ido en la media volá en esas conversaciones mega filosóficas que conllevan el uso de esta plantita.

Mala Leche de Marihuana viene a entregar los mismo, un instrumento para poder divertirse y mandarse de esas conversaciones profundas con los amigos, en un espacio seguro y de intimidad.

Claro que sí, incluso algunos psicólogos lo han usado para hacer actividades rompehielo, porque pone en la mesa temas que no son fáciles de llegar, temas tabú, y sin quererlo la gente comienza a conversar de ellos y dar su opinión. Así que Mala Leche de Marihuana puede ser tanto recreativo como terapéutico como su nombre lo indica.

Y LO MÁS BKN ES QUE PUEDE SER JUGADO SIN MALA LECHE ORIGINAL

AUNQUE LO MÁS MÁS BUENARDO ES QUE PUEDE COMBINARSE CON MALA LECHE ORIGINAL

Si lo combinas con Mala Leche Original podrás liberar todo su potencial y encontrar combinaciones cruzadas entre los juegos!

BAM! Explotó tu cerebro. Es como meterle pisco a tu leche de marihuana, te explico lo prendido que quedas.

Mala Leche de Marihuana trae 500 cartas más para combinar y debemos decir que encontrarás varias cartas hembristas (sí cartas que joden a los hombres, sí te hablo a tí machito, tenemos cartas sobre los onvres). Así que puede ser un gran regalo a una amiga o compañera que quiera pasar una noche con sus amigotas.

Al igual que el resto de los juegos, al final de la partida quien se queda sin lucas, tendrá que recibir una penitencia del jugador o jugadores con más lucas (cualquier parecido con la realidad es obvia coincidencia).


También te puede interesar